Necesidades de agua de aloe: regar una planta de aloe vera de la manera correcta

Necesidades de agua de aloe: regar una planta de aloe vera de la manera correcta

Por: Bonnie L. Grant, agricultor urbano certificado

Las plantas de aloe son suculentas que en su mayoría se consideran plantas tolerantes a la sequía. Sin embargo, necesitan agua, como cualquier otra planta, pero ¿cuáles son las necesidades de agua de aloe? Las suculentas de aloe son más saludables y tienen la mejor apariencia cuando se mantienen ligeramente húmedas. Si esa es una recomendación confusa, sigue leyendo para obtener consejos sobre cómo regar un aloe.

Signos de riego excesivo o inadecuado de aloe

El riego excesivo de la planta de aloe puede hacer que se pudra, lo que a menudo mata a estas hermosas y útiles suculentas. Regar un aloe puede ser complicado porque sufrirán con demasiada agua, pero pueden marchitarse y morir con muy poca. En ausencia de un medidor de humedad, distribuir la cantidad adecuada puede resultar difícil. Para mantener esas gloriosas hojas en forma de espada gruesas y saludables mientras se previene el daño de las raíces, se justifica un enfoque práctico.

Las técnicas de riego perfectas comienzan con un medio que drene bien. Una mezcla de suculentas comprada funciona muy bien o la tierra de cactus con un poco de tierra regular mezclada también es adecuada. Asegúrese de que los orificios de drenaje en cualquier recipiente estén abiertos y abundantes. También puede colocar grava o guijarros pequeños en las 2 pulgadas (5 cm) inferiores del recipiente, especialmente si la maceta es alta.

Un aloe que recibe demasiada agua puede marchitarse y oscurecerse. Las células con ampollas en las hojas son un signo de edema donde se ha absorbido demasiada agua. El moho en el suelo y cualquier ablandamiento de los tallos también indican demasiada humedad.

Las hojas de las plantas demasiado secas se marchitarán y arrugarán. Estas plantas almacenan agua en sus hojas y muy poca humedad causa este síntoma. También puede producirse algo de color amarillento e indicar que es hora de regar.

Necesidades de agua de aloe

El riego de aloe vera debe ser lo suficientemente regular para evitar que se arrugue y estimular el crecimiento, pero no tan frecuente como para ahogar la planta. En la temporada de crecimiento, generalmente en primavera y verano hasta principios del otoño, estas suculentas deben mantenerse moderadamente húmedas. Sin embargo, en invierno, el programa de riego debe reducirse a la mitad.

Los aloes pueden soportar períodos de sequía si se establecen, pero las plantas jóvenes necesitan un riego más frecuente para ayudarlas a establecer sistemas de raíces y pueden dañarse severamente por condiciones demasiado secas. En promedio, regar un aloe una vez por semana es suficiente, pero si las plantas están expuestas a la luz solar y al calor extremos, es necesaria una prueba de tacto.

Esta es la forma más sencilla de saber si el suelo está demasiado seco. Simplemente inserte su dedo en la tierra hasta el segundo nudillo. Si está seco, riega la planta. Si aún está húmedo, espere unos días. Además, revise los orificios de riego para ver si el suelo está aplastado y reteniendo demasiada humedad.

Cómo regar un aloe

La irrigación de aloe vera debe ser profunda y poco frecuente. Regar profundamente un aloe también permite que las sales acumuladas se filtren del suelo. Las suculentas pueden ser sensibles a los minerales y productos químicos en los suministros de agua municipales. Si su aloe parece tener un pico, use agua filtrada o destilada al regar.

Agregue un fertilizante líquido diluido una vez al mes al agua, pero solo durante la temporada de crecimiento.

Si su planta ha sido regada en exceso, sáquela del suelo y déjela secar. Las raíces deben revisarse para detectar cualquier signo de enfermedad fúngica y cortarse si se descubre alguno. Vuelva a plantar en suelo fresco y seco en unos días y no riegue durante una semana.

Estas son plantas prácticamente infalibles que pueden sobrevivir a la mayoría de los errores de riego.

Este artículo se actualizó por última vez el

Leer más sobre el Aloe Vera


¿Con qué frecuencia riegas las plantas de aloe vera?

Información de la planta de aloe vera

El aloe vera es una planta suculenta del género aloe, conocida por sus usos medicinales y culinarios. Si bien prefiere condiciones climáticas cálidas y secas, también puede cultivarla en interiores como planta de interior, en climas fríos. Es una planta indulgente, pero requiere luz solar parcial y cuidados en regando. Y es por eso "¿Con qué frecuencia riegas las plantas de aloe vera?”Es una pregunta importante.

Regar el aloe vera de la manera correcta

Al igual que otras suculentas, a las plantas de aloe vera no les gusta mucho riego, ya que crecen en condiciones cálidas y áridas, naturalmente. Tienen pocas necesidades de riego y requieren un riego poco frecuente. El riego excesivo puede causar la pudrición de la raíz y matar a esta útil suculenta.

Siempre vigile su planta de aloe vera para comprender los síntomas relacionados con el riego. Si las hojas se ven marrones, caídas y suaves, esto puede ser un indicio de exceso de agua. Y si parecen fruncidos, descoloridos y secos, entonces es un indicio de sequía. * También puede deberse al estrés por calor.

¿Con qué frecuencia riegas las plantas de aloe vera?

Depende de varios factores: si lo estás cultivando en una maceta o en el suelo. Temporada, en clima cálido, necesitará regar con más frecuencia. La posición de crecimiento del aloe vera, si crece a la sombra o en interiores, puede durar un mes sin agua. A pleno sol, es posible que deba regar todas las semanas. Una planta de aloe vera enraizada con muchos cachorros que crecen juntos en la misma maceta tendrá sed de vez en cuando.

Regar una planta de aloe vera de jardín

Si está cultivando plantas de aloe vera en el jardín, necesitarán riego suplementario ocasionalmente, ya que pueden absorber el agua del suelo y retenerla en sus hojas durante mucho tiempo. Pero es una buena práctica regarlo en 2-3 semanas, si el suelo parece seco.

Regar una planta de aloe vera en macetas

Antes que nada, asegúrese de que la maceta tenga suficientes orificios de drenaje en la parte inferior. Simplemente observe y toque el suelo, ya sea húmedo o seco antes de regar. Si carece de humedad, riegue bien su planta. Recuerde, una planta con raíces o un aloe vera que crezca en una maceta pequeña necesitará un riego más frecuente.

Consejos para regar el aloe vera

  • Riegue el aloe vera solo una vez en dos a cuatro semanas (la frecuencia depende de las condiciones climáticas). Puede sobrevivir sin agua durante mucho tiempo.
  • Riega tu maceta con la planta de Aloe vera, una vez cada una o tres semanas. Una vez más, depende de su ubicación de crecimiento, el clima, la cantidad de luz solar que recibe y si está o no unida a las raíces.
  • Riegue con poca frecuencia pero profundamente hasta que comience a escurrir del fondo de la olla.
  • Una planta de aloe vera que crece en el jardín puede durar mucho tiempo, solo riegue alrededor de su base en 2 a 3 semanas.
  • En verano, debe regar con más frecuencia cada semana.
  • Si está cultivando en un clima cálido con luz solar intensa, riéguelo cada 4-5 días en verano.
  • Utilice agua destilada o filtrada para el riego. Si está usando agua del grifo, asegúrese de dejarla reposar durante la noche para que se evapore el cloro.
  • En inviernos, reduzca el riego a la mitad o un cuarto en comparación con el verano. Solo cuando el suelo está seco.
  • Siempre mete el dedo índice en la tierra para sentir la humedad antes de volver a regar el aloe vera. Si siente que la tierra se está secando, solo riéguela.
  • Si la planta se riega en exceso y se pudre, simplemente sáquela y colóquela sobre un material arenoso como tierra seca o arena bajo la luz solar indirecta. Después de unos días, vuelva a plantarlo en un suelo seco y suculento. No lo riegue durante una semana después de la siembra.

Conclusión

Comprenda con qué frecuencia riega las plantas de aloe vera mediante experimentos. Porque no puede haber un régimen de riego exacto para el aloe u otras plantas. Depende completamente de las condiciones climáticas, la temporada y la ubicación.


Ver el vídeo: Cómo regar las plantas de aloe vera correctamente