Universidad - Su nacimiento

Universidad - Su nacimiento

LOS ARTÍCULOS DE NUESTROS LECTORES

Corrientes de pensamiento y nacimiento de universidades


Minerva etrusca


Minerva griega

La Baja Edad Media nos dejó un legado indestructible: la fundación de las universidades, que no es más que una feliz simbiosis de todas las culturas que habían caracterizado la Alta Edad Media.

Estas culturas (cristiana y árabe), aunque tuvieran una orientación dogmática, permitieron el surgimiento de otra corriente que dio origen al pensamiento científico.

La palabra universidad, que en el sec. XII y XIII no tenían el significado moderno de una escuela en la que están representadas todas las ramas del conocimiento, sino el de una corporación de docentes y estudiantes, adquirió un significado más cercano al actual con la Universidad de Derecho y la Universidad de las Artes. y Medicina.

El término para indicar las instituciones académicas en abstracto fue entonces Studium, sólo más tarde apareció la palabra Universitas, que se utilizó por primera vez en Perugia en 1316 con la expresión "Universitas Studii".

En este punto hay que considerar que el que ostentaba el monopolio universitario era solo la promoción de Juristas que tenía el sobrenombre de "Utriusque Iuris", que no veía con buenos ojos la entrada de la Medicina en el mundo universitario.

Solo los juristas podían presumir del título de Doctores y por lo tanto eran, solo ellos, dignos de enseñanza.

Para elevar la Medicina a una rama de estudios a nivel de Jurisprudencia era necesario tener un texto escrito, ya que los juristas tenían el Código Justiniano.

Por ello fue necesario identificar un texto sagrado que permitiera validar toda observación y afirmación, este texto fue identificado en las obras de Galeno, las cuales fueron discutidas con el método dialéctico-deductivo.

De esta forma, la medicina también creó sus dogmas, consecuencia natural de la infalibilidad de los textos, y adaptados a la enseñanza jurídica.


Emperador Justiniano

Quien asumió esta tarea parece haber sido Taddeo degli Alderotti, profesor de la Universidad de Bolonia, quien se aseguró de que la facultad de los Juristas aceptara la de los artistas Medici, quienes, adaptándose a su método de enseñanza, habían demostrado que incluso el arte médico podría equipararse en dignidad con la ley.

Por supuesto, sin embargo, esta aceptación del método jurídico dogmático ralentizó considerablemente el desarrollo del pensamiento científico basado en cambio en la objetividad.

Esto sucedió sobre todo porque las universidades debían estar al servicio de la cultura de la época que encontraba fuerza y ​​seguridad en el dogma.

En este período, la cultura cristiana, fortaleciéndose con Santo Tomás y la conexión con la doctrina aristotélica, creó escuelas que no dan espacio a ninguna forma de investigación clínica y experimental.

En cualquier caso, aparecen figuras en este período, como Mondino di Liuzzi, Lector Público en el Estudio Boloñés de 1314 a 1324, que solía bajar de la silla para refutar directamente sobre el cadáver lo que los textos de la época de Galeno y Se habían afirmado períodos más recientes, como "Anatomía del cerdo" de Cofone el Joven (1085-1100), dando vida así a un método que comenzaba a tener algo de científico.

Es también el período de la difusión en árabe de las obras del griego antiguo y el latín que luego son devueltas a la lengua original, pero en este último pasaje sufren cortes y errores de contenido, solo recuerda la obra de traducción. De Constantino el Africano , que trabajaba en Montecassino.


Universidad de Oxford

Las facultades universitarias de medicina comenzaron a surgir en Italia donde durante algún tiempo había escuelas libres de cualquier autoridad y dogmatismo impuesto.

El único caso adverso fue el de Salerno, donde la Escuela de Salerno durante siglos había sido un faro de cultura en el campo de la medicina práctica y que, sin embargo, había perdido gradualmente esta importante posición debido al dogmatismo.

Cabe destacar que lamentablemente este germen sobrevivió durante mucho tiempo incluso después de la llegada del pensamiento científico, ya que la influencia de Galeno estaba tan profundamente impregnada en el espíritu y el hábito mental de esos eruditos, que era casi imposible desprenderse de él y, incluso hoy, a veces asistimos a episodios dictados por puro dogmatismo, pero no derivados de la cultura medieval.

Riesman escribió al respecto: "La enseñanza de la Medicina como una empresa sistemática y organizativa tuvo su comienzo en Salerno. Esta escuela, sin embargo, no floreció hasta el punto de convertirse en una verdadera Universidad en el sentido moderno de la palabra, pero fue necesario esperar hasta 1242. cuando Federico II fundó la Universidad y reguló sus estatutos.


Universidad de Cambridge

La gran distinción se hizo por primera vez en Bolonia, luego en París, Montpellier, Oxford, Cambridge y otros centros medievales de cultura que aún sobreviven.

Los acontecimientos políticos y sociales de la época y los sistemas legales influyeron en el nacimiento y evolución de la universidad en Italia en el siglo XIII.

La primera universidad médica que se abrió fue la otorgada por el Papa Honorio III en 1219 en Bolonia, aquí fue mal tolerada por los juristas que la habían relegado físicamente a partes de la ciudad, lejos de sus escuelas y los estudiantes vivían en hospicios.

Incluso sucedió en París, como escribe Martinotti en su "Estudio sobre la enseñanza de la anatomía en Bolonia", que se impartieran lecciones de anatomía en burdeles, y esto lo confirman los cronistas de la época.

En 1222 en Bolonia surgieron los contrastes entre juristas y médicos cuando se empezó a hablar de estos últimos y, en consecuencia, se exiliaron aún más que antes, tanto que asistimos a un éxodo de profesores y estudiantes de Bolonia a Padua, donde el grupo encontró amplia recepción.


Universidad La Sorbonne

La Universidad de Padua acababa de ser fundada y ya en 1223 acogió a Alberto el Grande, quien encontró un gran interés por las ciencias y su obra puede considerarse como el principio de la escuela experimental.

Según algunos historiadores, la Universidad de Vercelli también se construyó entre 1220 y 1228, que se había establecido con un pacto entre el podestà de Vercelli y los rectores de las diversas naciones, al cierre de esta Universidad fue sucedida por la de Turín. de 1406 a 1411.

La Universidad de Siena se originó en 1241, mientras que el Studium Urbis, que es la Universidad de Roma que se originó en la Schola Palatina, donde se enseñaron las artes liberales y la medicina, puede estar fechado en 1303, pero tuvo orígenes incluso anteriores.

Mario Petrocchi

Nota
Este artículo fue enviado por nuestro lector. Si cree que esto viola los derechos de autor o la propiedad intelectual o los derechos de autor, notifíquenos de inmediato escribiendo a [email protected] Gracias


Universidad de Bolonia

L 'Alma Mater Studiorum - Universidad de Bolonia [5] (ya Universidad de Bolonia acrónimo: UniBo) es una universidad estatal italiana. Activa desde el siglo XI, muchas fuentes la consideran la universidad más antigua del mundo que aún sigue en funcionamiento. [6] [7] [8] [9]

Aunque los primeros estatutos universitarios se remontan a 1317, fecha de la primera edición conocida del estatuto de la Universidad de Juristas, [10] ya en el siglo XI, Studium, una próspera escuela jurídica. En 1888, una comisión presidida por Giosuè Carducci [11] fijó convencionalmente el año de fundación en 1088, [12] aceptando las hipótesis de algunos historiadores, el fundador es considerado Irnerio, presuntamente fallecido después de 1125. [13]


Índice

A partir del siglo XII, las universidades se extendieron por toda Europa y las principales universidades se distinguieron por alguna disciplina en particular.

  • Salerno, con su antiguo Escuela de Medicina, Padua y Montpellier se distinguieron por la medicina
  • Bolonia por la ley
  • París y Oxford para teología y filosofía

Generalmente estas universidades se estructuraban con una articulación interna diferente de los estudios pero cada una solía albergar alguna de estas cuatro facultades: facultad de artes, medicina, derecho, teología. Solo en Oxford se establecieron dos facultades de derecho: una para el derecho civil y la otra para el derecho canónico. La facultad de artes impartió una enseñanza básica centrada en las siete artes liberales con un mayor interés en la dialéctica.

El clima que llegó a difundirse en estas universidades fue completamente diferente al que se respiraba en las antiguas escuelas episcopales. Los programas de enseñanza son concebidos libremente por los profesores que, con la ayuda de los estudiantes, también elaboran libros de texto diseñados para la enseñanza práctica.

El "método escolástico" de la educación superior se codifica en estos oficios con los que se inicia al estudiante a seguir un camino intelectual preciso a través de la lectio (leer el quaestio (identificación de problemas), el disputatio (disputa interpretativa) para llegar al determinación que representó la síntesis final.

En el clima de estimulante compromiso cultural, se redescubrió la cultura clásica y se leyeron y comentaron las obras de escritores griegos y latinos en las universidades. En el período comprendido entre finales del siglo XII y finales del XIII, el movimiento cultural de las universidades se extendió a gran parte de Europa. En 1300 ya había al menos 20 universidades en Europa: diez en Italia (Bolonia, Parma, Módena, Vicenza, Arezzo, Padua, Nápoles, Vercelli, Siena, la Universidad de Salerno y la Studium de la Curia Romana), cinco en Francia (París, Montpellier, Toulouse y Angers), dos en Inglaterra (Oxford y Cambridge), dos en España (Salamanca y Valladolid) y la Universidad de Lisboa en Portugal (que posteriormente será transferida a Coimbra). [1] Sin embargo, estas no eran instituciones equivalentes: hasta finales de la Edad Media, incluso cuando el número de universidades creció considerablemente, las que no solo tenían una función local, sino que atraían a profesores y estudiantes de otros países europeos eran pocas si Puedo identificar con cierta certeza siete: Bolonia, París, Montpellier, Oxford, Padua, Salamanca y Cambridge. [2]

En el siglo XIII, sin embargo, las autoridades civiles, los soberanos en Francia e Inglaterra, los magistrados municipales en Italia, comenzaron a imponer su control sobre las universidades que ahora se habían convertido en corporaciones poderosas y a pesar de la reacción violenta de los estudiantes universitarios, quienes también Recurrieron al arma de la huelga abandonando sus oficinas, al final vieron cómo les robaban la autonomía.

El papado colocó a las universidades bajo su propia protección y jurisdicción asegurando los privilegios jurídicos y económicos de los universitarios, pero la gran fase de discusión y enfrentamiento intelectual había terminado y la intelectualidad universitaria se encaminó cada vez más hacia las carreras eclesiásticas.

En uno de sus ensayos, el medievalista francés Jacques Le Goff, uno de los más grandes historiadores del siglo XX, dice "los intelectuales de Occidente se convierten, en cierta medida, pero sin duda alguna, en agentes papales".

En el Imperio Bizantino, la Universidad de Constantinopla, también llamada Universidad de Magnaura Palace Hall Studies, fue reconocida como universidad en 848, aunque los estados de Europa occidental nunca la reconocieron como universidad. Como la mayoría de las universidades medievales, había sido una institución académica durante muchos años antes de ser reconocida como universidad. El nacimiento de la escuela de Constantinopla fue bajo el reinado de Teodosio II (408-450) el 27 de febrero de 426.


El nacimiento oficial deUniversidad de pisa Se remonta a 3 de septiembre de 1343 cuando el Papa Clemente VI, con la bula "In supremae dignitatis" emitida en Villanova cerca de Aviñón, otorgó al Studio Pisano el reconocimiento como Oficina General con las enseñanzas de teología, canon y derecho civil, medicina "et qualibet alia licita facultate". En 1355 siguió el diploma de reconocimiento del emperador Carlos IV.

Las primeras décadas de la vida de la empresa ciertamente no fueron fáciles debido también a las graves dificultades económicas, ligadas a los acontecimientos políticos y sociales de la ciudad, que pasó bajo el Visconti en 1399 y conquistada por la República de Florencia en 1406. En 1449 el La universidad incluso terminó por estar cerrada. Entre finales del siglo XV y durante todo el siglo siguiente, la Universidad experimentó fases alternas de crisis y expansión siempre ligadas a los acontecimientos políticos toscanos.

Fue Lorenzo de 'Medici quien quiso la reconstitución del Estudio Pisano que reabrió en 1473. En este período la Universidad no tenía sede oficial y las lecciones se impartían en las casas de los profesores y en las iglesias, hasta que, en la cara del constante aumento de estudiantes Lorenzo el Magnífico ordenó la construcción, en la Piazza del Grano, de un edificio ad hoc, el futuro Palazzo della Sapienza. Pero después del traslado de la Universidad a Florencia en 1497 tras la rebelión de Pisa contra la Ciudad florentina, la reapertura de la Universidad de Pisa tuvo lugar solo en 1543 gracias al duque Cosimo I dei Medici. En este período, la institución de una Cátedra de lo "Simple" (Botánica) que estuvo a cargo de Luca Ghini, fundador del jardín botánico. En 1589, durante tres años antes de trasladarse a Padua, Galileo Galilei fue profesor de Matemáticas en la Universidad después de haber sido estudiante. su matriculación en la Universidad de Pisa se remonta a alrededor de 1580.

En los siglos siguientes, la Universidad sufrió los efectos del declive del Gran Ducado de los Medici, y luego se recuperó bajo la dinastía de Lorena, que completó la construcción de la Specola, desarrolló el Jardín Botánico y el Museo de Ciencias Naturales y estableció nuevas cátedras, incluyendo Física y Química Experimentales.

En los años siguientes no hubo cambios sustanciales hasta la anexión de Toscana al Imperio Napoleónico que llevó a la transformación del Estudio en una Academia Imperial, una rama de la Universidad de París. Se establecieron cinco Facultades (Teología, Derecho, Medicina, Ciencias y Literatura) y se introdujeron exámenes, tesis de grado y diversas titulaciones académicas. El legado napoleónico no fue completamente cancelado por la Restauración de Fernando III, incluso si se devolvieron las antiguas facultades de enseñanza de Teología, Derecho y Medicina. La obra de Leopoldo II también se refirió al modelo napoleónico, quien entre 1824-1838 intentó fortalecer los laboratorios de investigación y el perfeccionamiento de los investigadores en el exterior. Gracias a su subvención, Ippolito Rosellini participó en las expediciones arqueológicas a Egipto con Champollion.

En 1839 Pisa acogió el primer congreso de científicos italianos al que asistieron más de 400 académicos en diversas disciplinas y propuso a la comunidad nacional como un lugar de gran apertura intelectual y política. Precisamente en este período la Universidad estuvo en el centro de una reforma muy importante, encargada por el nuevo Provveditore Gaetano Giorgini, que dio lugar a seis Facultades: Teología, Derecho, Humanidades, Medicina, Matemáticas y Ciencias Naturales. Los aproximadamente 600 alumnos matriculados, de los cuales cerca de un centenar de extranjeros, pudieron aprovechar una oferta educativa de unos cincuenta cursos divididos en 9 cursos de grado o licencia. Además, se convocó a profesores de renombre, incluidos algunos exiliados políticos, para impartir nuevas materias. En particular, se estableció la nueva cátedra de Agricultura y Pastoralismo, confiada a Cosimo Ridolfi.

En estos años la Universidad estuvo impregnada de ideales liberales y patrióticos que encontraron su máxima expresión en la participación de un batallón universitario, integrado por profesores y estudiantes, en la famosa batalla de Curtatone y Montanara en 1848.

Con la llegada del Estado italiano, la ley del 31 de julio de 1862 reconoció a la Universidad de Pisa como una de las seis universidades primarias nacionales, junto con Turín, Pavía, Bolonia, Nápoles y Palermo. En 1873 se suprimió la Facultad de Teología. Entre la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX, eminentes maestros enseñaron en Pisa, incluidos los juristas Francesco Carrara y Francesco Buonamici, los filólogos Domenico Comparetti y Giovanni D'Ancona, los historiadores Pasquale Villari, Gioacchino Volpe y Luigi Russo, el filósofo. Giovanni Gentile, el economista Giuseppe Toniolo, los matemáticos Ulisse Dini y Antonio Pacinotti.

En el período posterior a la unificación, la Universidad se abrió a las mujeres y en 1891 Cornelia Fabri de Ravenna obtuvo su primer título en Matemáticas.

La Universidad de Pisa fue reconocida como un Ateneo de rango también por la reforma de los gentiles en 1923. Durante el siglo XX la Universidad continuó creciendo, y se establecieron las facultades de Ingeniería y Farmacia y después de la Segunda Guerra Mundial las Facultades de Economía. Y Comercio, Lenguas y Literaturas Extranjeras y Ciencias Políticas. En 1969 nació en Pisa el primer curso de grado en informática y en 1983 el primer curso de doctorado en informática.

Con el advenimiento de la ley no. 168, se ha reconocido la autonomía universitaria (legislativa, administrativa, financiera y didáctica) y la Universidad de Pisa ha adoptado su propio Estatuto y Reglamento.

Tras la Reforma Gelmini, la Universidad de Pisa está experimentando un período de cambios profundos, comenzando con la adopción del nuevo Estatuto y la nueva estructura que vio el nacimiento de veinte nuevas estructuras departamentales.


Una investigación llevada a cabo por el Manibus Lab del Departamento de Psicología de la Universidad de Turín demuestra por primera vez que unos pocos días de vida para un recién nacido son suficientes para desarrollar una integración multisensorial eficiente.

Fue publicado en la prestigiosa revista internacional procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS), el artículo titulado La sintonización espacial de las respuestas electrofisiológicas a los estímulos multisensoriales revela una codificación primitiva de los límites corporales en los recién nacidos".

El estudio internacional realizado por Laboratorio Manibus de El Departamento de Psicología de la Universidad de Turín y de Neonatología Universitaria de la Ciudad de la Salud y las Ciencias de Turín, en colaboración con el MySpace Lab del Departamento de Neurociencias Clínicas de la Universidad de Lausana y el Centro de Ciencias Neurales de la Universidad de Nueva York, demuestra que unos pocos días de vida para un recién nacido son suficientes para desarrollar una eficiente integración multisensorial. En la vida cotidiana, ser capaz de integrar estímulos sensoriales de diferentes modalidades en un evento coherente es una habilidad fundamental, como asociar una voz con un rostro familiar o reconectar el sonido de la sirena a la imagen de una ambulancia que se aproxima.

Por primera vez, gracias a la electroencefalografía (una técnica de neuroimagen no invasiva) fue posible medir la correlación neural de este fenómeno. Con el objetivo de estudiar cómo se desarrolla la representación del espacio que rodea al cuerpo, se construyó un paradigma multisensorial consistente en estímulos auditivos (sonidos únicos) que podían ocurrir cerca o lejos del cuerpo y estímulos táctiles dados en el dorso de la mano derecha. Cada estímulo podría administrarse de forma aislada (p. Ej., Un único estímulo táctil) o asociado con otro (p. Ej., Un estímulo auditivo administrado cerca de la mano del niño y un estímulo táctil administrado simultáneamente). Se ha observado que los bebés no solo pueden asociar efectivamente un sonido con un toque, sino que las respuestas neuronales observadas también permiten distinguir si el sonido se emite cerca o lejos del cuerpo del bebé. Este hallazgo sugiere que pocas horas después del nacimiento, los recién nacidos son capaces de Identificar su cuerpo como una entidad separada del mundo externo y poseer una primera forma de codificación del espacio..

Este resultado es importante porque por primera vez aclara que, a diferencia de lo que ocurre con otros mamíferos para los que se observa un lento desarrollo de la integración multisensorial después del nacimiento, los bebés humanos ya estána capaz de asociar un sonido con un toque a unas pocas horas de vida ", ha declarado Francesca Garbarini, Catedrático de Psicobiología y Coordinador del Laboratorio Manibus del Departamento de Psicología de la Universidad de Turín. “Esto podría deberse a la larga y rica etapa de gestación que ya puede tenera preparado laparición de este mecanismo al nacer. Además, las respuestas neuronales observadas muestran que el niño es capaz de distinguir si el sonido se emite cerca o lejos de su cuerpo. Este aspecto representa un prerrequisito fundamental para desarrollar conductas defensivas (aprender a reaccionar ante las amenazas que ocurren cerca de mi cuerpo) pero también mecanismos relacionales (aprender a interactuar con los objetos que me rodean y con las personas cercanas a mí).

Este descubrimiento solo reafirma laimportancia de las interacciones, la presencia de un entorno sensorial rico en estímulos y relaciones sociales en los primeros días de vida: el breve momento en el que se desarrolla este mecanismo de integración multisensorial ", él agregó Irene Ronga, Ricatrice del Departamento de Psicología de la Universidad de Turín y primer autor del estudio. "El efecto descrito en el trabajo, si es confirmado por estudios futuros, puedea representan un posible biomarcador de desarrollo neurológico típico cuyas alteraciones podrían contribuir al reconocimiento temprano de cualquier anomalías del desarrollo.


Historia

A partir del siglo XVII, con la afirmación por las Academias de los "Volubili", los "Fantastici" y los "Invogliati" y, más tarde, con el establecimiento del Real Tribunal de Aduanas y el Real Colegio, con las cátedras adjuntas de Derecho. , Medicina y Agricultura, Foggia se convirtió en uno de los protagonistas más activos de la vida cultural del sur italiano. Durante el siglo XIX se formó un considerable fervor científico en torno a las cátedras que la Universidad de Nápoles, en ese momento una institución casi monopolista en el sur en la expedición del título, había descentralizado a Foggia en 1859.

Sin embargo, paradójicamente, la condena del cierre de la recién nacida universidad de Foggia se remonta a 1859, ya que la Ley Casati, promulgada el 13 de noviembre en el Reino de Cerdeña y extendida a toda Italia, preveía una estructura fuertemente centralizada de todo el sistema educativo. y el consiguiente cierre de muchas cátedras descentralizadas o vinculadas al clero.

Fracasado en 1894 el proyecto del ministro de Educación Guido Baccelli, que había abierto las puertas al establecimiento de una universidad en Puglia, en 1918 Benedetto Biagi logró organizar una serie de actividades culturales en Foggia que desembocarían en la Universidad Popular. Debido a los acontecimientos de la guerra, el proyecto no encontró una realización inmediata y tuvo que esperar hasta 1919 para el nacimiento de la Universidad Popular de Foggia, que quedó confinada, sin embargo, a la preciosa tarea de difundir el conocimiento.

Fue solo en la década de 1960 que la institución de la Universidad en Foggia comenzó a convertirse en una realidad a partir del Plan Económico de Puglia para el período de cinco años 1966-1970. Incluso antes de la Resolución de 23 de julio de 1974, con la que el Consejo de la Región de Puglia formalizó la solicitud de la universidad en Foggia, los Consejos Provinciales y Municipales aprobaron el estatuto del Consorcio Universitario que, en las intenciones de la Orden de Doctores, debería Han seguido el nacimiento de una rama de la Facultad de Medicina en Foggia.

Con la convocatoria de una movilización general, en 1977 la Asociación de Industriales de Capitanata invitó a la Región y al Ministerio a tomar todas las iniciativas de su competencia para favorecer el nacimiento de la Universidad de Foggia. Las respuestas no tardaron en llegar: el D.P.R. 382/80, en primer lugar, anunció el plan bienal para el establecimiento de nuevas universidades y la Ley 590/82, prevista en el plan de desarrollo universitario "una mejor articulación territorial [...] en el Piamonte, Campania, Emilia Romagna y regiones de Puglia ": la Universidad de Foggia parecía estar terminada.

El cierre anticipado de la legislatura impidió la consecución de los objetivos de la ley 590/82, aunque, entre tanto, un nuevo impulso al nacimiento de la Universidad de Foggia llegó, en 1984, a partir de la actualización del estatuto del Consorcio. para la Universidad de Foggia., con el fin de favorecer la creación del tercer centro universitario de Apulia.

En 1986 se abrió un escritorio de secretaría y en 1988 los estudiantes de Foggia matriculados en la Facultad de Economía y Comercio de la Universidad de Bari pudieron asistir a la primera lección del seminario "en casa". En mayo de 1989 se publicó el decreto con el que la Presidencia del Consejo de Ministros autorizó la creación de las delegaciones de Foggia de las Facultades de Agricultura, Economía y Comercio y Derecho de Bari.

El 15 de noviembre de 1990 se celebró la primera conferencia en la Universidad de Foggia y el 12 de enero de 1991 tuvo lugar la inauguración del año académico de la Universidad de Bari en la sede descentralizada de Foggia, con la intervención del entonces Ministro de Universidad, Antonio Ruberti.

La Licenciatura en Medicina y Cirugía se inauguró en el año académico 1993/94 y, el 15 de octubre de 1994, con el título honorífico en Economía y Comercio de Antonio Fazio, Gobernador del Banco de Italia, comenzó la temporada de graduación en Foggia. sede.

Esto conduce a la culminación del nacimiento de la Universidad de Foggia: siguiendo la Ley 662/96, la Universidad de Bari fue incluida en la lista de las llamadas megauniversidades superpobladas y, por lo tanto, debe ser sometida a los procedimientos de " descongestión ". Antonio Muscio, que luego se convertiría en el primer rector de la historia de la Universidad Daunio, fue delegado en el proceso de descongestión del sitio de Foggia.


Universidad - Su nacimiento

09 MAR - Recién nacidos y ya capaces de identificar su cuerpo como una entidad separada del mundo exterior: los recién nacidos pocas horas después del nacimiento demuestran una primera forma de codificación espacial.

Un prerrequisito fundamental para desarrollar conductas defensivas, como aprender a reaccionar ante las amenazas que ocurren cerca de mi cuerpo, pero también mecanismos relacionales, como aprender a interactuar con objetos cercanos y personas.

Así lo demuestra por primera vez una investigación realizada por Manibus Lab del Departamento de Psicología de la Universidad de Turín y de Neonatología Universitaria del Hospital Sant'Anna de la Ciudad de la Salud, en colaboración con el MySpace Lab del Departamento de Neurociencias Clínicas de la Universidad de Lausana y el Centro de Ciencias Neurales de la Universidad de Nueva York.

El estudio titulado "El ajuste espacial de las respuestas electrofisiológicas a los estímulos multisensoriales revela una codificación primitiva de los límites corporales en los recién nacidos " y publicado, el 8 de marzo, el Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias, demuestra que unos pocos días de vida para un recién nacido son suficientes para desarrollar una eficiente integración multisensorial. En la vida cotidiana, ser capaz de integrar estímulos sensoriales de diferentes modalidades en un evento coherente es una habilidad fundamental, como asociar una voz con un rostro familiar o reconectar el sonido de la sirena a la imagen de una ambulancia que se aproxima.

Por primera vez, gracias a la electroencefalografía (una técnica de neuroimagen no invasiva) fue posible medir la correlación neuronal de este fenómeno. Con el objetivo de estudiar cómo se desarrolla la representación del espacio que rodea al cuerpo, se construyó un paradigma multisensorial consistente en estímulos auditivos (sonidos únicos) que podían ocurrir cerca o lejos del cuerpo y estímulos táctiles dados en el dorso de la mano derecha. Cada estímulo podría administrarse de forma aislada (p. Ej., Un único estímulo táctil) o asociado con otro (p. Ej., Un estímulo auditivo administrado cerca de la mano del niño y un estímulo táctil administrado simultáneamente). Se ha observado que los bebés no solo pueden asociar efectivamente un sonido con un toque, sino que las respuestas neuronales observadas también permiten distinguir si el sonido se emite cerca o lejos del cuerpo del bebé. Este resultado sugiere que unas pocas horas después del nacimiento, los recién nacidos pueden identificar su cuerpo como una entidad separada del mundo exterior y poseer una primera forma de codificación espacial.

Este resultado es importante porque por primera vez aclara que, a diferencia de lo que ocurre con otros mamíferos para los que se observa un lento desarrollo de la integración multisensorial después del nacimiento, los bebés humanos ya son capaces de asociar un sonido con un toque. De pocas horas de vida. - él declaró Francesca Garbarini, Profesora de Psicobiología y Coordinadora del Laboratorio Manibus del Departamento de Psicología de la Universidad de Turín, esto podría deberse a la larga y rica fase de gestación que puede haber preparado ya la aparición de este mecanismo al nacer. Además, las respuestas neuronales observadas muestran que el niño es capaz de distinguir si el sonido se emite cerca o lejos de su cuerpo. Este aspecto representa un prerrequisito fundamental para desarrollar conductas defensivas (aprender a reaccionar ante las amenazas que ocurren cerca de mi cuerpo), pero también mecanismos relacionales (aprender a interactuar con los objetos que me rodean y con las personas cercanas a mí) ”.

“Este descubrimiento solo reafirma la importancia de las interacciones, la presencia de un entorno sensorial rico en estímulos y relaciones sociales en los primeros días de vida: el breve momento en el que se desarrolla este mecanismo de integración multisensorial”, agregó. Irene Ronga, Coautor del Departamento de Psicología de la Universidad de Turín y primer autor del estudio: "El efecto descrito en el trabajo, de ser confirmado por estudios futuros, podría representar un posible biomarcador del desarrollo neurológico típico cuyas alteraciones podrían contribuir a la reconocimiento del desarrollo de cualquier anomalía ".

"En el pasado se pensaba que la actividad cerebral de los recién nacidos era subcortical, basada en fenómenos reflejos", explica. Enrico Bertino, Direttore della Neonatologia universitaria della Città della Salute di Torino, che insieme alla dottoressa Cristina Perathoner ha curato la parte clinica della studio – lo studio ha confermato come i neonati abbiano, fin dalle prime ore di vita, straordinarie capacità nel riconoscere gli stimoli provenienti dall’esterno, che oggi sappiamo possono plasmare lo sviluppo cerebrale già in queste fasi molto precoci della vita e, chissà, forse anche nel periodo fetale. Aiutare in modo favorevole la plasticità cerebrale, massima al momento della nascita, è il prerequisito per un favorevole sviluppo evolutivo e la costruzione di una futura capacità di relazione sociale. Particolare attenzione quindi, anche nell’era Covid, va posta nel salvaguardare la vicinanza e le favorevoli relazioni precoci madre/neonato/famiglia in questo periodo estremamente critico”.


A poche ore dalla nascita i neonati riconoscono il loro corpo come un'entità separata dal mondo esterno - Una ricerca realizzata dal Manibus Lab del Dipartimento di Psicologia di UniTo pubblicata sulla prestigiosa rivista internazionale Pnas

Una ricerca realizzata dal Manibus Lab del Dipartimento di Psicologia dell’Università di Torino e dalla Neonatologia Universitaria della Città della Salute e della Scienza, in collaborazione con il MySpace Lab del Department of Clinical Neurosciences dell’Università di Losanna e il Center for Neural Science della New York University, dimostra per la prima volta come i neonati siano in grado di associare stimoli sensoriali di modalità differenti e di distinguere se la sorgente di questi stimoli è vicina o lontana dal loro corpo, dimostrando così di possedere una prima forma di codifica dello spazio.

L’ 8 marzo è stato pubblicato, sulla prestigiosa rivista internazionale Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), l’articolo intitolato "Spatial tuning of electrophysiological responses to multisensory stimuli reveals a primitive coding of the body boundaries in newborns".

Lo studio internazionale realizzato dal Manibus Lab del Dipartimento di Psicologia dell’Università di Torino e dalla Neonatologia Universitaria della Città della Salute e della Scienza di Torino, in collaborazione con il MySpace Lab del Department of Clinical Neurosciences dell’Università di Losanna e il Center for Neural Science della New York University, dimostra che pochi giorni di vita per un neonato sono sufficienti per sviluppare una integrazione multisensoriale efficiente. Nella vita di tutti giorni essere in grado di integrare stimoli sensoriali di modalità differenti in un evento coerente è un'abilità fondamentale, come ad esempio associare una voce a un viso noto o ricollegare il suono della sirena all'immagine di una ambulanza in arrivo.

Per la prima volta, grazie all'elettroencefalografia (una tecnica di neuroimmagine non invasiva) è stato possibile misurare il correlato neurale di questo fenomeno. Con lo scopo di studiare come si sviluppa la rappresentazione dello spazio che circonda il corpo, è stato costruito un paradigma multisensoriale composto da stimoli uditivi (singoli suoni) che potevano occorrere vicino o lontano dal corpo e da stimoli tattili dati sul dorso della mano destra. Ciascuno stimolo poteva essere somministrato in isolamento (ad es. un singolo stimolo tattile) o associato ad un altro (ad es. uno stimolo uditivo dato vicino alla mano del bimbo e uno stimolo tattile somministrati simultaneamente). È stato osservato che i neonati non solo sono in grado di associare un suono a un tocco in maniera efficace, ma che le risposte neurali osservate permettono anche di distinguere se il suono viene dato vicino o lontano dal corpo del bimbo. Questo risultato suggerisce che a poche ore dalla nascita i neonati siano in grado di identificare il loro corpo come un'entità separata dal mondo esterno e di possedere una prima forma di codifica dello spazio.

“Questo risultato è importante perché per la prima volta chiarisce che, a differenza di quanto accade per altri mammiferi per cui si osserva un lento sviluppo dell’integrazione multisensoriale dopo la nascita, i neonati umani sono già in grado di associare un suono a un tocco a poche ore di vita, ha dichiarato Francesca Garbarini, Professoressa di Psicobiologia e Coordinatrice del Manibus Lab del Dipartimento di Psicologia dell'Università di Torino. Questo potrebbe essere dovuto alla lunga e ricca fase di gestazione che potrebbe aver già preparato l’emergere di questo meccanismo alla nascita. Inoltre, le risposte neurali osservate mostrano che il bambino è in grado di distinguere se il suono viene dato vicino o lontano dal suo corpo. Questo aspetto rappresenta un prerequisito fondamentale per sviluppare i comportamenti difensivi (imparare a reagire a minacce che avvengono vicine al mio corpo) ma anche meccanismi relazionali (imparare a interagire con gli oggetti intorno a me e con le persone che mi sono vicine).

“Questa scoperta non fa che riaffermare l’importanza delle interazioni, della presenza di un ambiente sensoriale ricco di stimoli e delle relazioni sociali nei primi giorni di vita: il breve momento in cui questo meccanismo di integrazione multisensoriale si sviluppa”, ha aggiunto Irene Ronga, Ricatrice del Dipartimento di Psicologia dell'Università di Torino e primo autore dello studio. L’effetto descritto nel lavoro, se confermato da studi futuri, potrà rappresentare un possibile biomarker di sviluppo neurologico tipico le cui alterazioni potrebbero contribuire al riconoscimento precoce di eventuali anomalie dello sviluppo.


Video: PROCESO DE ASIGNACIÓN PARA EL EXAMEN VOCACIONAL